Simone de Beauvoir libros

Hay un antes y un después de «El segundo sexo» de Simone de Beauvoir. Libros imprescindibles de la autora que revolucionó el feminismo aquí.

«No se nace mujer: se llega a serlo. Ningún destino biológico, psíquico, económico, define la imagen que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; el conjunto de la civilización elabora este producto intermedio entre el macho y el castrado que se suele calificar de femenino. Sólo la mediación ajena puede convertir un individuo en alteridad«.

Simone de Beauvoir

El libro de Simone de Beauvoir, el segundo sexo, es uno de los más vendidos de la historia del movimiento feminista. Activista, filósofa existencialista, feminista y novelista de gran talento. Casi cada una de sus obras es imprescindible pero, sin duda, ella será recordada siempre por la historia y el movimiento feminista por su ensayo «El segundo sexo». En él se acuña la construcción de la categoría mujer como algo cultura y se desglosa a través de diferentes disciplinas sociales la situación la mujer. Imperdible.

Libros de Simone de Beauvoir

Ensayos

El segundo sexo, 1949

Sin duda, El Segundo sexo, es el libro de Simone de Beauvoir por el que la escritora francesa será recordada por la historia. Este ensayo nace como respuesta a la pregunta, ¿qué había significado para ella ser mujer?. Comienza aquí una indagación desde los puntos de vista, histórico, antropológico, sociológico, psicológico y biológico.

La época lo convirtió en un rotundo éxito de ventas y la historia en una de las obras indispensables para el feminismo. La principal teoría de este ensayo se resume en su famosa frase «No se nace mujer, se llega a serlo». Pone de manifiesto así, el concepto de mujer como una construcción cultural. Avanza en esta línea denunciando la categoría de mujer , convertida por la cultura patriarcal, en «el otro» y nunca como un ser humano con identidad propia.

La vejez, 1970

Si en el Segundo Sexo, nos encontramos con un ensayo brillante sobre todas las cuestiones relativas de la mujer, «La vejez» es otro de los ensayos imprescindibles de la autora.

De la forma descarna que la caracterizaba, en este libro Simone de Beauvior pone de manifiesto el trato que se da en las sociedad a las personas mayores.

Son seres humanos, pero se les trata como parias. Lo han dado todo al mundo que los rodea, pero, ¿qué les depara el mundo ahora?. Una etapa de la vida en la que debería reinar la serenidad y una felicidad tranquila, se convierte en un mundo de marginación, soledad, miseria y a veces hasta violencia.

¿Hay que quemar a Sade?, 1955

«La aventura de Sade reviste una amplia significación humana. ¿Podemos satisfacer nuestras aspiraciones a la universalidad sin renegar de nuestra individualidad?, ¿o sólo podemos integrarnos en la colectividad mediante el sacrificio de nuestras diferencias? Este problema nos afecta a todos. En Sade, las diferencias se exageran hasta el escándalo, y la inmensidad de su trabajo literario nos demuestra con cuánta pasión deseaba ser aceptado por la comunidad humana: en él encontramos, pues, bajo su forma más extrema, el conflicto que ningún individuo puede eludir sin mentirse a sí mismo. Aquí está la paradoja y, en cierto sentido, el triunfo de Sade: en que por obstinarse en sus singularidades nos ayuda a definir el drama humano en su generalidad.»

Simone de Beauvoir

Novelas

La invitada, 1943

La primera novela de Simone de Beauvoir es , además, una de las más celebradas. Un triángulo amoroso cocinado a fuego lento. Su faceta existencialista lo impregna todo, hasta tal punto que al final tan importante o más de lo que pasa, es ¿por qué pasa?.

El viaje al interior de una sociedad y su hipócrita moral. La crisis que se manifiesta cuando todo no es tan perfecto como nos quisieron hacer creer.

Fue un libro de gran éxito. Su forma de abordar la infidelidad, el modelo burgués de pareja, frente a la libertad de acción y el compromiso con una misma y su entorno.

La sangre de los otros, 1945

Otra de las novelas de la feminista francesa que fue llevada al cine. La sangre de los otros nos presenta una Francia ocupada por los nazis. Una trepidante trama a través de unos jóvenes que luchan por los derechos sindicales y contra la ocupación nazi. Los dilemas que surgen en el camino. Simone de Beauvoir proyecta en los personajes de este libro como el sentido de sus propias existencias individuales están inevitablemente unidos al de los demás y al mismo tiempo separado de ellos.

El tiempo y la muerte, temas inequívocamente presentes en la obra de la autora, se turnan con el compromiso social, la libertada individual y los conflictos entre la política y la ética.

Todos los hombres son mortales, 1946

Cuando una actriz insatisfecha con su vida conoce a un misterioso hombre, se produce una enigmática atracción que desemboca en la confesión de un terrible secreto: él es inmortal.

En este libro Simone de Beauvior trata de nuevo el significado de la existencia. ¿Qué es más triste morir o vivir para siempre?.

Las inseparables, 1954

Las inseparables. En este libro de Simone de Beauvoir nos introduce en una de sus obras más intimistas. En ella nos narra su la amistad que une a Sylvie y a Andrée y que se convierte en un amor platónico.

Como en otras obras, la autora utiliza otros nombres, para contar una historia real y personal. En este caso, la propia amistad entre Simone de Beauvoir y de Élisabeth Lacoin (Zaza), a la que conoce en el colegio, a los nueve años.

Las bellas imágenes, 1966

Conocerse a sí mismo no es garantía de felicidad, pero está del lado de la felicidad y puede darnos el coraje para luchar por ella.»

Simone de Beauvoir

«Una de las novelas imprescindibles de Simone de Beauvoir. Laurence es una publicista que proyecta una imagen de vida perfecta. Tiene todo lo que la sociedad burguesa ha dictado como deseable: marido, hijos, dinero, estatus laboral. Sin embargo, poco a poco y junto a su hija ira redescubriendo que se ha convertido en una fotografía que todos quieren mirar, pero en la que no se encuentra el sentido de la vida.

La mujer rota, 1967

Una mujer de mediana edad intenta sostener hasta límites insufribles la relación con su pareja. El sentimiento depresivo y desolador de mantenerse a toda costa junto a él, en lugar de tratar de encontrar la propia felicidad, la atrapa.

Un testimonio de ficción, que sin embargo representaba a muchas mujeres de cualquier época que son animadas a luchas por un matrimonio acabado, por encima de su propia felicidad.

Malentendido en Moscú

Esta obra formaba parte de la compilación «La mujer rota». Sin embargo fue desechada por la autora y publicada de forma póstuma. No fue hasta 2013 que se publica por primera vez en español.

Nicole y André, son unos jubilados de París, que se encuentran en el límite entre la madurez y la vejez.

Nuevamente la autora francesa no hace sino utilizar estos dos personajes como los alter egos de si misma y el propio Sartre. El pretexto: un viaje a Moscú. El objetivo: reflexionar sobre la crisis de pareja, como se afronta la vejez y la frustración de no conseguir los ideales con los que se sueña en la juventud y por los que se lucha toda una vida.

Cuando predomina lo espiritual, 1979

Cuando predomina lo espiritual nos presenta cinco relatos, a través de los que Simone de Beauvoir explora sobre realidad y apariencia.

Utilizando recursos como la narración en alguno de los relatos, otros toman un tono más intimistas a través de la lectura del diario personal de alguna de las protagonistas.

La autora feminista explora la férrea educación católica que recibió y como afecta a la felicidad de las mujeres. Se adentra así, en un laberinto donde la espiritualidad se convierte a veces en un obstáculo, no sólo para alcanzar la tan ansiada felicidad, si no para sobrevivir en la vida cotidiana.

Los mandarines, 1954

Los Mandarines, es la novela que inicia el rotundo reconocimiento de Simone de Beuvoir como escritora. Con ella, logra en Francia el prestigioso premio literario Goncourt y el reconocimiento de su talento literario.

Es una obra de gran interés documental en el desarrollo de la sociedad francesa en la postguerra.

La novela que comienza en con una celebración de los protagonistas, que han participado en la resistencia durante la ocupación nazi, ira introduciéndonos en la nueva crisis personal y social en Francia.

Los personajes son ficticios. Aunque, en realidad, Simone de Beauvoir retrata en esta novelasu relación con el escritor norteamericano Nelson Algren. Algren se muestra celoso e incapaz de soportar la relación abierta que Simone de Beauvoir mantiene con el filósofo Jean Paul Sartre.

Autobiográfica

Memorias de una joven formal, 1958

En este volumen completamente autobiográfico, la autora del segundo sexo, se describe como una joven nacida en el seno de una familia francesa, burguesa y católica.

En ella no ofrece la visión de la sociedad de una época. La Francia del siglo XX. Tras la Primer Guerra Mundial, la cultura francesa se revuelve en los conflictos sociales, las nueva tendencias políticas y filosófica. Mientras una joven de la que se espera formalidad, comienza a asumir un compromiso con la realidad que la rodea y con su propia libertad. el talento narrativo de la escritora francesa transforma en literatura la «opacidad de la empresa de vivir», mostrando, paralelamente, la forma en que ella asumió el compromiso con su realidad y con su vocación.

La plenitud de la vida, 1960

 De los 21 a los 37 años. Entre 1929 y 1945, vemos a una Simone de Beauvoir obteniendo la cátedra de filosofía en la Sorbona francesa y en los inicios de su relación con Sartre. Acontecimientos que definen para siempre el rumbo de su vida. El relato finaliza al termino de la II Guerra Mundial.

La fuerza de las cosas, 1963

«He querido que en este relato circule mi sangre; he querido arrojarme a él, todavía viva​»

Simone de Beauvoir

Este es el tercer volumen de la autobiografía de la autora francesa. Continúa así el relato iniciado en Memoria de una joven formal y La plenitud de la vida.

En esta ocasión, Beauvoir narra los acontecimiento surgidos en su vida, desde el año 1944 al 1962.

La fuerza de las cosas refleja un periodo en su vida donde comienza a ver el descenso. Esto no es impedimento para que continué comprometiéndose con sus ideas, sus reflexiones y su activismo.

Una muerte muy dulce, 1964

«No hay muerte natural: nada de lo que sucede al hombre es natural puesto que su sola presencia pone en cuestión al mundo. La muerte es un accidente, y aun si los hombres la conocen y la aceptan, es una violencia indebida.»

Simone de Beauvoir

Abordar la aceptación de la muerte, es una constante en la obra de Simone de Beauvoir. La enfermedad y la muerte de su madre inspiran este libro y lo siembran de inquebrantable sinceridad.

La dura espera del desenlace, no quiebra la dulzura del momento compartido, puede entreverse que, detrás de la aceptación reflexiva del intelecto, siempre se encuentra un mundo de emociones inabarcable por la razón.

La ceremonia del adiós, 1981

Un tributo al que fue hasta su muerte, su compañero de viaje, el filósofo Jean Paul Sartre. Desde que se encontraron en al Soborna, ambos mitos mantuvieron un diálogo constante en el plano intelectual y sentimental.

La ceremonia del adiós, es la culminación de la obra de la autora francesa, a caballo entre su ensayo «La vejez» y el relato autobiográfico.

El libro recoge los últimos años de vida de Sartre (abril de 1980), su vida en común, el deterioro físico de un mito, la aceptación de la muerte. Los últimos capítulos revelan conversaciones entre ambos gigantes del existencialismo, pertenecientes a su estancia en Roma entre agosto y septiembre de 1974.

Un tributo personal, que genero cierta polémica por su crudeza y honestidad.

Biografía

Simone de Beauvoir (París, 1908-1986) filósofa existencialista, escritora, activista y profesora en la Universidad de París, conocida como La Soborna.

Comprometida con las luchas sociales de su época, su lucha por los derechos de las mujeres, le lleva a escribir «El segundo sexo». Este ensayo se convertiría en una revolución dentro del feminismo y en uno de los escritos fundamentales en la historia de este movimiento. Se puede decir, que hay un antes y un después de «El segundo sexo».

En sus libros Simone de Beauvoir, además, demostró sus grandes dotes como escritora en obras como «Los mandarines» (1954, Premio Goncourt) y reflejó siempre su carácter existencialista tanto en ensayos como «La vejez», tratados de filosofía, o como en sus obras autobiográficas.

La forma tan libre en que abordó temas como la maternidad o las relaciones personales, tanto en sus escritos, como en su propia vida privada revolucionó una época.

Premio Simone de Beauvoir

La también filósofa y escritora Julia Kristeva propulsó la iniciativa de crear un premio con el nombre de la célebre feminista. El premio creado en 2008, está financiado por la Universidad Diderot de París. Tiene una dotación de 20.000 € y se concede a la persona, que por su activismo, obra o acción ayuda a promover los derechos de las mujeres en el mundo.